Importancia de la masa muscular

Cuando se habla del aspecto salud, un cuerpo esbelto o una gran masa muscular pasa a ser un segundo plano. A medida que la edad avanza, las prioridades en muchas personas cambian, pero, algo que es muy común es querer mantener una buena salud y tener una vejez digna, a pesar de ello, son muchas las personas que no se preocupan por ello y mantienen un estilo de vida inadecuado, llevando esto a un deterioro de la masa muscular, ósea, ganancia de masa grasa y problemas en uno u otro aspecto de la salud.





Se sabe que, el músculo en estado de quietud (inmovilizado), se atrofia aproximadamente 0,5% por día (Walla, Morton, & Van Loon, 2014). Estos autores evidenciaron cómo en períodos cortos de desuso muscular (1 y 2 semanas), se puede observar una pérdida sustancial de la masa y la fuerza del músculo esquelético, además de ello, esto se ve acompañado de una respuesta temprana de señalización molecular catabólica (Wall, y otros, 2014), es decir, vías que pueden afectar negativamente la masa muscular y esto puede inducir a la perdida de tejido muscular entre 150 y 400 gramos.

Algo que es muy preocupante, además de la pérdida de masa muscular, es la disminución de la fuerza. Esta capacidad se pierde hasta tres veces más que el tejido muscular (Farting, Krentz, & Magnus., 2009), tanto así, que después de dos semanas de inmovilización completa, la masa muscular puede disminuir en un 8%, pero la fuerza puede perderse hasta en un 23%. Esta pérdida de fuerza, es una “alteración en el reclutamiento de unidades motoras y la poca estimulación dinámica del músculo”, es decir que, el no generar un estímulo que active el músculo, el tendón y el hueso (esto ocurre en cada contracción muscular), se relaciona directamente con una disminución de la funcionalidad del mismo y esto, a su vez no solo se verá reflejado en dicha masa muscular, sino que, también afectará la fuerza y la masa ósea.


Teniendo en cuenta lo anterior, se puede describir lo siguiente:

  • No es aconsejable dejar de realizar ejercicio, independientemente los gustos (gimnasio, cicla, trote o la práctica de algún deporte), ya que esto estimula de forma significativa la masa muscular.

  • El ejercicio además de mejorar la masa muscular, incrementa la fuerza y mantiene una excelente salud ósea.

  • La salud se ve beneficiada de forma general con aquellas personas que practican algún ejercicio o deporte.

Para finalizar, un factor importante que puede ayudar a mejorar los procesos mencionados anteriormente, es el uso de algunos suplementos deportivos, dentro de ellos tenemos la proteína de suero de leche, la creatina y el HMB.

HEALTHY SPORTS, dentro de toda su gama de suplementación, posee proteínas de suero aislado e hidrolizado (iso whey, Slendar), cretina monohidratada micronizada (los aminoácidos micronizados tienen mejor absorción que los que no lo son) y HMB incluida en la fórmula de Premium Slendar. Estos son ayudas que junto a una buena alimentación y práctica del ejercicio mejorarán no solo lo que se mencionó en este blog (masa muscular, fuerza y masa ósea), sino la salud en general.


Bibliografía

  • Walla, B. T., Morton, J. P., & Van Loon, L. J. (2014). Strategies to maintain skeletal muscle mass in the injured athlete: Nutritional considerations and exercise mimetics. European Journal of Sport Science.

  • Wall, B., Dirks, M., Snijders, T., Senden, J., Dolmans, J., & van Loon, L. (2014). Substantial skeletal muscle loss occurs during only 5 days of disuse. Scandinavian Physiological Society.

  • Farting, Krentz, & Magnus. (2009). Farting, Krentz, & Magnus. Strength training the free limb attenuates strength loss during unilateral immobilization. Journal of Applied Physiology.


Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

Deja tu comentario y comparte.