Catabolismo muscular: qué es y cómo prevenirlo


Catabolismo muscular

Ya sea que en el entrenamiento seas un practicante asiduo y con experiencia, o que recién ahora estés empezando a incluir el entreno como parte de tu vida, sea cual sea tu caso, a lo largo de tu proceso seguramente escucharás o leerás acerca de diversos conceptos que son muy del lenguaje de este mundillo y que pueda que al principio no domines porque nunca nadie te explicó de qué se tratan. Uno de estos que resulta muy frecuente de oír (y no porque tenga buena fama) es el de catabolismo muscular. Si te suena familiar este término y te preocupa o si, por el contrario, nunca lo has escuchado, pero quieres saber de qué se trata, quédate y descubre qué es y cómo prevenirlo.


Quizá te pueda interesar: importancia de la masa muscular


Catabolismo muscular: qué es y cómo prevenirlo

ejemplo catabolismo

Primero que nada, es importante saber que existen variables dentro de todos los procesos relacionados con el entrenamiento y la alimentación que afectan, ya sea positiva o negativamente, cada fase en la que se está trabajando. Para esto, hay que recordar cómo nuestro cuerpo se abastece de energía, lo cual se realiza a través de un proceso llamado metabolismo: por medio de la ingesta calórica, posible gracias a los alimentos consumidos, nuestro organismo transforma químicamente las diferentes sustancias en energía para nuestras células. En el metabolismo, a su vez, se forman dos subprocesos diferentes que, aunque funcionan de forma contraria, forman un conjunto. Estos son el anabolismo y el catabolismo.


¿Y en qué se diferencian estos dos? Es fácil: el anabolismo es el proceso donde se construyen sustancias más complejas a partir de otras más simples, por ejemplo, moléculas sencillas pasan a ser proteínas, hidratos de carbono, etc., sustancias provechosas para la nutrición; y el catabolismo, por el contrario, es el proceso donde se degradan las sustancias, como lo son los nutrientes que ingerimos, convirtiéndolos en formas más simples para ser absorbidos, produciendo a su vez la energía que se consume durante el anabolismo para hacer crecer nuevas células y fortalecer tejidos. Así, en el anabolismo se aumenta, mientras que en el catabolismo se reduce.


Bueno, “¿y qué tiene que ver puntualmente esta breve clase de biología con el tema del entrenamiento físico?”, te estarás preguntando. Estos dos procesos están muy ligados con el deporte, particularmente con el crecimiento y el desgaste de la masa muscular. ¿Cuál crees que está implicado en esta última? En efecto, el catabolismo -reducción- se asimila a la pérdida de músculo y es temido porque, evidentemente, interviene con los resultados esperados y ralentiza tu proceso de ganancia muscular. ¿Cómo evitarlo? Veamos algunos consejos:


Hábitos de protección muscular


Protección muscular

Si bien el catabolismo es una función normal que realiza el cuerpo, la parte del desgaste muscular es un efecto que puede reducirse o prevenirse evitando las causas que lo generan. Entrenar en ayuno, sobrentrenarse y no darse cuenta, llevar una dieta deficiente a la cantidad de energía que se gasta o carente de los micronutrientes necesarios, todas son malas prácticas que conllevan a que nuestro cuerpo “se coma a sí mismo”. Porque sí, leíste bien, en ausencia de las fuentes que nutren a nuestro organismo, a este no le queda de otra que buscar esas sustancias complejas que mencionábamos antes para obtener energía en donde le sean alcanzables y esto resulta siendo en la propia masa muscular. Así que, a la hora de entrenar, es súper importante que le brindemos a nuestro cuerpo las condiciones apropiadas para hacerlo. Para ello:

  • Sigue una dieta balanceada rica en proteína, un combustible indispensable en el entrenamiento.

  • Nunca, nunca entrenes sin haber ingerido alimentos por largas horas.

  • Descansa al menos 7 horas al día. Múltiples estudios indican que los buenos hábitos de sueño favorecen los procesos metabólicos ya que, en estado de reposo, el cuerpo segrega sustancias que ayudan a la recuperación física y muscular.

  • Durante el entrenamiento intenso, apoya tu dieta y esfuerzo físico con un suplemento deportivo que se enfoque en mitigar las carencias de sustancias y potenciar el crecimiento muscular.

¿Nuestra recomendación de hoy? Los BCAA

Los BCAA, o aminoácidos de cadena ramificada, son aminoácidos esenciales, lo cual quiere decir que no son producidos originalmente por el cuerpo y que deben de obtenerse de forma externa. Estos, en muchas ocasiones, son utilizados como ganadores de masa muscular; la realidad es que ellos solo pueden generar esta situación si están con el resto de los otros aminoácidos; sin embargo, los BCAA sí poseen la capacidad de dar protección al músculo, lo cual generaría una disminución del catabolismo y por ende y de forma indirecta un apoyo al crecimiento muscular. Esto ocurre porque la valina, leucina y la isoleucina (los tres aminoácidos que componen los BCAA), pueden ingresar al ciclo de Krebs (una serie de reacciones químicas metabólicas que hacen posible la respiración celular) y producir energía rápidamente, dando como resultado la NO utilización de otros aminoácidos durante entrenamientos intensos.


Creemos que es de tu interés: Aliados para tu rendimiento


Teniendo en cuenta lo anterior, se debe mencionar que los BCAA son necesarios durante sesiones intensas de entrenamientos o con volúmenes muy grandes (km o tiempos). Su dosis varía un poco, pero 100 mg/ de peso/día o un gramo por cada 10 kilogramos de peso es más que suficiente, así, por ejemplo, una persona de 70 kg, debe tomar 7 gramos. Ahora bien, la ratio o la relación entre los 3 aminoácidos debe ser de 2:1:1, esto quiere decir que, por cada gramo de leucina debe existir dentro del suplemento 500 mg de valina y 500 mg de isoleucina. Es preciso acotar también que la leucina es un aminoácido que estimula las vías de señalización anabólicas como AKT-mTOR, y su metabolismo deja como producto el HMB, que también es importante como anticatabólico.


BCAA de Healthy Sports

Los BCAA de HEALTHY SPORTS, además de aportar a la protección muscular, contienen un plus, el cual es que estos aportan 2500 mg glutamina y 1500 mg malato de citrulina. La primera mejora la entrada de agua a la célula y sirve también como recuperador post actividad, mientras que la segunda es un vasodilatador que generará una mejor llegada de oxígeno y nutrientes al músculo. Adicional a lo anterior, los BCAA de Healthy Sports aportan sodio y potasio, electrolitos que se pierden en grandes cantidades por medio del sudor. Lo mejor es que los BCAA de HEALTHY SPORTS los puedes combinar con cualquier proteína de nuestra marca (ISO, SLENDAR, EDURE 12H, BARBARUS, BEEPHY O VEGAN).


Así que ya sabes qué es el catabolismo muscular y cómo prevenirlo. No tienes excusa para apoyar tu arduo entreno y aportarle a tu cuerpo las condiciones ideales para alcanzar tus metas y cuidarlo a la vez. ¿Qué esperas? ¡Dile sí a los BCAA!


¿Quieres comprar este producto? Haz clic aquí para direccionarte a él y suplementar tu entrenamiento de carácter intenso.



Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

Deja tu comentario y comparte.